Foggy winter scene of single leafless tree in fog

Vía: Comunicación se llama el juego

REPORTAJE SOBRE FILTRACIONES PERIODÍSTICAS: DE LA CASUALIDAD A LA MALDAD

Un tipo se emborrachó y se dejó un prototipo de teléfono en el que trabajaba dentro de un bar. Un medio lo recibió, no se supo cómo. Parece que el móvil, además de inteligente, era tan listo que supo ir andando a golpecitos sobre su carcasa hasta llegar hasta la sede del medio. Una vez sobre el felpudo, el propio teléfono consiguió llamar a la puerta dándose a sí mismo unos empujoncitos contra el timbre. Y así supo el mundo cómo sería el iPhone 4.

 

LECTURA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>