ESCUCHAR: 20 ABR 2018. Cadena SER, La Firma: El perdón de ETA

Videoclip: “Txoria Txori”, Mikel Laboa

A mil kilómetros de mi tierra, aún siento su latido muy próximo, un pálpito de vida que me recorre con cada noticia. Desde hace 12 años resido, vivo, en este sur luminoso, pero no puedo, ni quiero, evitar que os hálitos de vida que emanan desde Euskadi me afecten.

ETA hoy ha pedido perdón. Un poco de aquella manera, la suya, en la que nunca se desnuda por completo, en la que siempre deja un velo en los sentimientos transidos de dolor, en la que la contradicción sigue imperando en la pugna de las emociones.

Es un camino largo, difícil. Complejo. Emocionalmente intenso y doloroso. Pero avanzamos. Paso a paso avanzamos.

Euskadi necesitaba de este perdón, con la boca pequeña, pero perdón. Una disculpa para disculpar lo irreparable, una acción pequeña para un dolor enorme, una tirita minúscula para una fractura social descomunal. Pero siempre, la andadura comienza con el primer paso.

Salí de un Barakaldo donde ETA aún mataba, viví desde la distancia física como la banda terrorista anunciaba el cese definitivo de la violencia el 20 de octubre de 2011, aquel día me emocioné, lloré. NO había vuelta atrás para el horror.

ETA se disolverá el primer fin de semana de mayo, desaparecerá de la realidad física, pero se mantendrá siempre en la memoria colectiva. Aspiro a que las nuevas generaciones de vascos y vascas puedan mirarse a la cara con sinceridad, que aprendan a construir una nueva Euskadi desde el corazón, sin el rencor del dolor sobre la mesa.

Hoy, ETA, ha dado un paso. Un paso, pequeño, pero sin duda el más radical en su historia reciente. Pedir perdón, eso sí es una acto revolucionario.

 “Somos conscientes de que en este largo periodo hemos provocado mucho dolor, incluidos muchos daños que no tienen solución. Queremos mostrar respeto a los muertos, los heridos y las víctimas que han causado las acciones de ETA, en la medida que han resultado damnificados por el conflicto. Lo sentimos de veras. Sabemos que, obligados por las necesidades de todo tipo de la lucha armada, nuestra actuación ha perjudicado a ciudadanos y ciudadanas sin responsabilidad alguna. También hemos provocado graves daños que no tienen vuelta atrás. A estas personas y a sus familiares les pedimos perdón”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>