13 ABR 2018. Cadena SER, La Firma: Derecho a decidir

Videoclip: “Golpe Maestro”, VETUSTA MORLA

En estos días, en los que se ha discutido sobre el sujeto político del voto a colación de la fallida consulta planteada en San Pedro, y sin entrar a valorar el despropósito que ha supuesta esta desde su inicio, digo que hablando del sujeto político del voto, la memoria me ha llevado a otros escenarios, verdes, umbríos y lluviosos, tan transidos de dolor durante tanto tiempo.

En Euskadi hemos sostenido este debate de manera eterna, aún se sostiene, cuando se habla de una posible independencia o autodeterminación, un debate que intenta definir quién tiene derecho a decidir sobre qué o quién tiene derecho a decidir sobre quién.

Nunca se ha resuelto. El debate sobre el sujeto activo del voto ha resultado siempre un encono en el que las partes y el todo han terminado siendo lo mismo. ¿España decide sobre Euskadi, Euskadi decide sobre sí misma?, ¿quién vota… Vascos emigrados, inmigrantes empadronados, españoles de Cuenca, independentistas galegos, la Unión Europea?. Definir el sujeto activo del voto es trascendental en un proceso de participación, trascendental desde el momento en el que esta decisión afecta, como decía, al todo y a las partes y, fundamentalmente, al sentido último del resultado.

No es una cuestión baladí es un peliagudo trasunto sociológico y político difícilmente superable. Sentar las bases de quién tiene, puede, debe, decidir sobre un tema u otro es crucial.

Digo que en Euskadi y con la sangre y la violencia empapando las mesas de diálogo, donde se requería una decisión urgente, determinante y definitiva sobre el sujeto activo del voto en un hipotético referéndum nunca se llegó a una conclusión clara. Nunca. Se observaron otros modelos de otros estados, pero ahí quedó. Es cierto que tras estos años de paz, con la disolución de la banda terrorista ETA en ciernes, con un proceso de reconciliación muy duro en marcha, y con la perspectiva de Euskadi más allá de su propia historia reciente, se están abriendo nuevas posibilidades de diálogo, se están estudiando nuevos modelos de encaje de los estados, naciones, pueblos, federaciones y países, pero el sujeto activo del voto siempre será un escollo que saltar, siempre.

Nunca se ha resuelto, no es una cuestión baladí, decidir quién decide sobre qué, o quién decide sobre quién, es una de las piedras troncales sobre las que se asienta la democracia, y lo siento mucho por la consulta de San Pedro, pero sobre este particular no se puede culpabilizar a la informática de lo que es un error en la génesis propia de la consulta, quién decide sobre qué o quién decide sobre quién.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>