06 OCT 2017. Cadena SER, La Firma: #SOSPresupuestosParticipativos

VÍDEO: “Communication Breakdown” de Led Zeppelin

Empoderar a la ciudadanía, que los vecinos y vecinas tracen la línea de lo que es realmente importante, trascendente para el futuro de su ciudad o en sus vidas cotidianas, ofrecer la oportunidad a la administración local de escuchar directamente los deseos y necesidades de la gente, sin intermediarios. Una persona, una idea. Una persona un voto. Teniendo en mente este principio de universalidad, base de la democracia participativa.

Yo he formado parte del proceso de Presupuestos Participativos, no con todo el ímpetu y entrega que me hubiera gustado, pero he seguido la presentación de los proyectos, he leído las propuestas, he decidido con mi voto. Y en esta última edición había participado  de manera más activa, haciendo dos propuestas para mi barrio, mejorar la accesibilidad en la zona de Huerto del Cura, en la calle Vázquez Clavel, e introducir mejoras en la señalización viaria de la calle Serenata. Eran mi aportación. Y, ahora me siento defraudado, imagino que al igual que las personas que están detrás de los 246 proyectos que se habían presentado en esta segunda edición de los Presupuestos Participativos de Marbella.

El Partido Popular y OSP han cancelado el proceso. Han hablado de redirigirlo, de consensuar las propuestas a través de las mesas sectoriales de los distritos. En fin. Han roto al menos dos de los tres principios que rigen los Presupuestos Participativos para que sean considerados como tales: la universalidad, una persona, un voto, y la autorregulación.

Yo así no voy a participar. Y no lo voy a hacer porque como ciudadano no quiero estar tutelado por los intereses particulares o políticos de los representantes de esas mesas sectoriales de distrito. No quiero ser partícipe de una red de clientelismos. Yo quería proponer, debatir y votar. De manera libre y autónoma, sin ataduras.

Además de sentirme agraviado, el proceso de votación telemática de las 246 propuestas debería haber comenzado hace 12 días, querría preguntar al bipartitio… ¿Qué va a hacer con ellas, con esas 246 propuestas? ¿Va a someterlas a algún tipo de estudio, algún tipo de valoración? Porque si la respuesta es negativa o, simplemente, van a dejar morir el proceso por inanición, queda patente y claro qué valor tiene la voluntad ciudadana para estas dos formaciones políticas. Ninguno. Ningún valor. Bueno, los 110 euros que, según el concejal de Hacienda había costado cada voto en la primera edición de los Presupuestos Participativos.

Cuánta ceguera. Incluso añadiría, cuánta ceguera política. Qué oportunidad perdida para recoger las demandas reales de la ciudadanía, para saber cómo y qué incluir en su programa electoral de cara a 2019.  Aunque solo fuera por eso…

En fin, que aquí estamos, compuestos, sin novio, y con 246 propuestas ciudadanas en vía muerta esperando que alguien las rescate. No me quedaré de brazos cruzados. Ya hay un movimiento en marcha y yo me sumo #SOSPresupuestosParticipativos

1 comentario

  • No es una sorpresa.Por supuesto que los ciudadanos de Marbella seguiremos peleando por nuestras aspiraciones.Te agradecemos tu artículo tan clarificador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>