05 MAY 2017. Cadena SER, La Firma: OJEANDO Festival

AUDIO: Cadena SER, La Firma: OJEANDO Festival

VÍDEO: Carlos Moratalla de JJ Sprondel en la presentación de OJEANDO Festival 

Larga, fue una conversación larga, amistosa. Un encuentro sencillo. Ocurrió en la plaza de Ojén. Tomamos un café creo recordar. Era febrero o marzo del año 2008. Y hacía sol.

No sabía que aquella mañana comenzaba una aventura de locos que se iba a prolongar durante, al menos, 10 años. El último capítulo de este caminar,  digo último, por más tardío, no por finiquitar,  tuvo lugar el sábado pasado, dentro de una cueva.

Sonaban unos acordes, música en vivo, música viva, impagable. Carlos Moratalla de la banda malagueña JJ Sprondel se dejaba la voz y el alma. Una parte de mí también volaba allí, con él.

Minutos antes la organización de OJEANDO Festival había tenido a bien ofrecerme un recuerdo por esta andadura conjunta de 10 años, codo a codo, hombro con hombro, mano a mano. Una aventura en la que hemos colaborado estrechamente hasta forjar grandes amistades y formidables enemigos.

OJEANDO Festival cumple este 2017 sus primeros diez años, su primera década como referente de la música independiente en Málaga, en Andalucía y en España. Ya el diario El País lo incluyó en 2010 entre los 40 festivales imprescindibles en el territorio nacional y la revista especializada MondoSonoro como segundo mejor festival de Andalucía en 2015.

OJEANDO Festival creció despacio en su apuesta por la música indie. Despacio pero sin miedo. Era una alternativa cultural destacada, diferente, diferenciadora. Y sus primeros tímidos pasos se fueron agigantando hasta ser lo que son hoy en día. Destacar la apuesta a ciegas del Ayuntamiento de Ojén, que sufraga el festival a base de presupuesto municipal. Y subrayar la voluntad de crear industria cultural más allá de lo popular, de lo conocido, del mainstream.

OJEANDO Festival viene a ser ejemplo de aquellas frases que dicen “el que quiere puede” o “El que se arriesga gana” o el eslogan publicitario mundialmente conocido “imposible is nothing”. Porque para forjar OJEANDO  Festival hace falta arrestos, valentía para derribar los muros de fuera y más valentía aún para derribar los muros de dentro, algunos aún, diez años más tarde, todavía en pie.

No va a ser esto una loa o un lamento, sino mis sensaciones acerca de un evento que siempre he considerado único. Traer la mejor música de vanguardia a un pueblo típicamente andaluz, y confrontar estas dos vivencias en un fin de semana que se convierte en más que un festival, en una experiencia.

Subrayar eso sí, un nombre. El de Estefanía Merino, responsable del festival de principio a fin, sin cuyo empeño y arrojo, probablemente este OJEANDO Festival quizá no se hubiera hecho nunca. Porque los procesos humanos, políticos, culturales también necesitan alguien, una persona, que los lidere.

Con ella, con Estefanía me tomé aquel café en 2008 y con ella brindé con un vermú el sábado pasado en las cuevas de Ojén.  Y espero seguir haciéndolo.

Ahora, me dejo llevar, de nuevo por la voz de Carlos Moratalla, de la banda malagueña JJ Sprondel, y solo me resta soñar con… Larga vida a OJEANDO Festival…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>