28 JUL 2017. Cadena SER, La Firma: De pactos e ideologías

AUDIO: Cadena SER, La Firma: De pactos e ideologías

VÍDEO: “Un compromiso” de Antonio Machín

El origen de mi ideario político es convulso porque convulsos fueron los tiempos en los que se fraguó y se asentó.  También el lugar donde me impregné de todo aquello no es baladí. Mediados de los setenta, Margen Izquierda de la ría del Nervión, una sociedad cuya columna vertebral es la gran industria metalúrgica y naval se desmorona porque los pies de barro de aquella gran industria metalúrgica y naval se resquebrajan. Proletariado, puro y duro. Sazonado con el nacionalismo. Salpicado con la sangre provocada por ETA. Un momento posttransición en el que todo y nada era posible. Conciencia de clase. Un entorno familiar fuertemente ideologizado. Y una realidad permanente de protesta y reivindicación. De lucha por una situación laboral, por un mundo mejor para el mundo que me rodeaba. Estos son los mimbres en los que se gesta mi ideario político. No diré si es mejor o peor que otros, pero sí que es el mío.

En estos últimos tiempos, cuando las coordenadas de la ideología política quieren ser  forzadas a cambiar, izquierda y derecha por arriba y abajo,  es solo un ejemplo, o cuando el posicionamiento ideológico es sistemáticamente depauperado, yo no soy de derechas ni de izquierdas, soy liberal, es otro ejemplo, es precisamente ahora, en estos tiempos, cuando hay que estar más politizado que nunca.

La ideología te permite trazar un recorrido, saber a qué lugar quieres llegar, pero más aún, la ideología te permite decidir cómo quieres llegar a ese objetivo, a esa meta. Y ese cómo, las herramientas, el aparataje que se va a utilizar para conseguir un fin es lo que nos marca como sociedad y como personas, lo que nos define. No es lo mismo hacerlo desde una óptica progresista que hable de redistribución de la riqueza o universalización de los servicios y recursos, que hacerlo desde una óptica liberal, donde vales tanto como tanto tengas, es decir que puedes optar a tantos y diversos servicios según tu patrimonio y no según tu derecho como ciudadano.

Digo todo esto al amor de los últimos remolinos políticos donde el pacto de gobierno en Marbella parece verse zarandeado por vientos de cambio, vientos de cambio propiciados por una actor, Opción San Pedreña, OSP, que están dispuestos a escuchar las “ofertas” y digo esto en un entrecomillado radiofónico “ofertas” que le presenten Izquierda Unida, Partido Socialista y Partido Popular. A mí, oferta siempre me ha sonado a saldo, a compraventa.

Es precisamente en estas tesituras cuando entra en juego la política y la ideología. No dudo que OSP quiera lo mejor para San Pedro, todos los ciudadanos de esta ciudad queremos lo mejor, no lo dudo, pero, y aquí está el pero, es ahora cuando entra en juego el cómo. ¿Cómo quiere OSP obtener lo mejor para San Pedro? No lo sabemos, no lo sabemos porque OSP siempre se han postulado como los adalides de la no Ideología y es la ideología la que marca el camino del cómo. A veces es tan importante el fin que quieres conseguir como los medios con los que quieres conseguirlo o los compañeros de viaje con los que recorras el camino.

Yo, en mi caso, tengo muy claro con quién no haría el camino, pero ojo, yo solo soy producto de mi lugar y de mi tiempo, producto de mi cómo, en definitiva, producto de mi ideología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>