30 JUN 2017. Cadena SER, La Firma: Los 10 años de OJEANDO Festival

AUDIO: Cadena SER, La Firma: Los 10 años de OJEANDO Festival

VÍDEO: “Tierra”, Xoel López en OJEANDO Festival 2015

Cualquier cosa, cualquier proyecto, cualquier idea, cualquier trabajo que intentemos, queramos, deseemos llevar a cabo en esta vida requiere de empeño y de esfuerzo. Que esa cosa, proyecto, idea, trabajo cumpla una década, 10 años, necesita siempre, requiere, de un tanto de azar, de complicidades, de idoneidad, de oportunidades. Si además ese imaginario tiene que ver con la cultura, el porcentaje de no terminar, de agotarse, de desaparecer por el camino se multiplica de manera exponencial.

Pues bien, OJEANDO Festival, el festival de música independiente que se celebra desde hoy en Ojén, cumple 10 años. Una década como referente de la música de vanguardia en la provincia, como escaparate de numerosas bandas emergentes, como plataforma para la música hecha en Málaga. Y el camino hasta aquí no ha sido sencillo, no ha sido fácil. El camino ha requerido de todas esas cosas a las que hacía referencia. Los 10 años de OJEANDO Festival han requerido de empeño, trabajo, esfuerzo, azar, complicidad, oportunidad, idoneidad…

De todas esas cosas.

Pero sobre todo de una y creo que ahí está la clave. OJEANDO Festival es un hecho diferenciador. Enfrentar a la música indie con un pueblo típico andaluz de paredes blancas y calles estrechas marca la diferencia. Que las plazas y calles y esquinas de ese mismo pueblo sean los escenarios del festival, marca la diferencia. Que la gran mayoría de personal que pone en marcha OJEANDO sean voluntarios y vecinos y vecinas, marca la diferencia. Que al frente, coordinando, dirigiendo este circo de 5 pistas que es el festival se encuentre una mujer, marca la diferencia. Que OJEANDO no haya intentado rentabilizar de manera torticera su éxito a cambio de perder su esencia, marca la diferencia.  Que su oferta fuera única hace diez años y que lo siga siendo ahora, marca la diferencia.

OJEANDO Festival es un hecho diferenciador y aquellas personas, individuos, instituciones que no lo quieran ver corren el riesgo de abocarlo al fracaso.

Desde dentro, y lo conozco bien, OJEANDO Festival es un prodigio, porque casi resulta mágico que año tras año salga adelante. Requiere de batalla permanente, de observancia militante, de pelea constante con hidras de múltiples cabezas que ya sea a través de lisonjas y alabanzas o a través de palos en las ruedas, o con dejaciones y olvidos, han intentado que este hecho diferenciador que es OJEANDO Festival descarrile de un modo u otro.

Pero hoy se cumplen 10 años. Una década. Un décimo aniversario que demuestra que un proyecto como OJEANDO Festival es una inversión siempre rentable en promoción, en imagen, en desarrollo de industria cultural, en posicionamiento…

Ciegos están los que no lo quieran ver, ciegos estarán los que no lo defiendan, ciegas las hidras de siete cabezas.

Pero hoy es un día para celebrar la diferencia, para festejar 10 años de un evento cultural insospechado, para disfrutar de una década de buena música, para gritar a voz en cuello que OJEANDO Festival  es diferente porque Ojén lo hace único.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>